Cinco claves para volver al cole con la mascarilla correcta


  • La vuelta a las clases es el nuevo foco de atención en los hogares españoles, principalmente cuando se trata de los más jóvenes de casa. Según las indicaciones de las autoridades nacionales, los niños y niñas a partir de seis años deben usar siempre la mascarilla en todos los espacios del colegio.

  • La correcta elección de la mascarilla, y su buen uso, es un hecho que preocupa a las familias y al sector educativo. Hay que preparar y enseñar a los niños sobre cuáles son las medidas de seguridad e higiene que conviene seguir y los comportamientos a considerar. Los especialistas de lamasQ resumen los cinco factores para tener en cuenta en este tema.

  • Entre las recomendaciones de esta empresa española, que confecciona sus mascarillas con materiales 100% orgánicos, encontramos puntos como llevar la talla correcta para cada edad, que se ajusten a las normativas, fijarse en los materiales de su composición y que sean reutilizables. Todos estos puntos son importantes, no sólo para proteger la salud de los niños, sino también la de nuestro medioambiente

El uso de la mascarilla vuelve a ocupar la primera línea informativa durante la vuelta a las clases. Además de material como lápices o libretas, la compra de mascarillas se suma ahora al gasto escolar para asistir al colegio de forma segura. Extremar las medidas de higiene y distancia social, llevar correctamente protegidas las zonas de nariz y boca, así como evitar aglomeraciones, son las medidas principales dictadas por las autoridades para evitar los contagios por coronavirus entre la población infantil en su regreso a las aulas. Los menores constituyen uno de los grupos más sensibles ante la propagación del virus ya que la mayoría pueden ser inocentes portadores de este.

Ahora, las familias tienen la oportunidad de aprovechar el uso de las mascarillas para transmitir valores importantes en la educación de sus hijos e hijas, especialmente la franja entre los 6 y los 12 años. Esta oportunidad se presenta en situaciones como tener que explicarles el correcto uso de la mascarilla: deben llevarlas bien colocadas, no pueden quedar holgadas ni muy apretadas y tienen que hacerse a la idea de no quitárselas durante el transcurso de la jornada lectiva. Las autoridades sanitarias aclaran que los niños a partir de seis años deben usar siempre la mascarilla en todos los espacios del colegio, aunque algunos colegios y padres optan por su utilización desde los 3 años.

Los menores constituyen uno de los grupos más sensibles ante la propagación del virus ya que la mayoría pueden ser inocentes portadores de este.

Usando la protección correcta se evitará que los colegios se conviertan en focos de nuevos contagios y, en consecuencia, se evitará el retorno a medidas de confinamiento más severas. lamasQ, empresa española que confecciona sus mascarillas con algodón 100% orgánicos y que cumplen de forma rigurosa con los estándares internacionales, así como con la normativa de la Asociación Española de Normalización y la norma UNE0065:2020, comparte los cinco puntos más importantes a la hora de elegir las mascarillas de los niños.

  1. Elegir la talla correcta. Una mascarilla no adecuada al tamaño del rostro crea zonas desprotegidas en los laterales de boca y nariz y, por tanto, haya peligro de emitir y absorber bacterias y virus mediante la saliva. Llevar la mascarilla demasiado holgada o muy ceñida, por comodidad, es un mal uso generalizado; esto debemos transmitírselo a los más pequeños ya que en los colegios el contacto entre compañeros de clase es muy difícil de evitar. Teniendo en cuenta que la mayoría de las mascarillas del mercado están hechas en tallas estándar de hombre y mujer, las fabricadas por LamasQ también se ofrecen en distintas tallas para niños, que se adaptan a la fisionomía según la edad. Se pueden encontrar en cuatro tamaños (XS, S, M y L) siendo las tallas XS y S las óptimas para los niños entre 3 y 5 años y 6 y 9 años, respectivamente.

  2. Usar mascarillas que cumplan con las normativas. Proteger a los niños es una máxima en nuestra sociedad ya que ellos son el relevo generacional. Llevar una mascarilla que cumpla estrictamente con las normativas es una garantía de que esta ha sido rigurosamente testada y examinada para el cumplimiento de su principal objetivo: evitar la transmisión de enfermedades a través de microgotas suspendidas en el aire. Las mascarillas lamasQ cumplen con los requisitos de la norma española UNE0065:2020 y la norma europea CEE/93/42. Están confeccionadas con un tratamiento hidrófugo y bactericida que repele al 100% los líquidos, tanto al inspirar como al exhalar. Además, evitan que se filtren el 96% de las partículas de menos de 0,3 micras, que repelen las gotículas que transportan el coronavirus.

  3. Prestar atención a los materiales de confección de las mascarillas. Cuidar el material de confección de la mascarilla, que impiden respirar o que dificultan la correcta transpiración de la piel puede provocar problemas en la piel como picor, escozor o, incluso, el conocido ‘maskné’. Las mascarillas lamasQ están fabricadas en algodón 100% orgánico que son más ligeras y favorecen una respirabilidad más natural y un contacto mas suave y ligero con la piel y, por tanto, aportan un mayor confort, especialmente en un uso continuado. De este modo, lasmasq ayuda a que los niños usen más fácilmente este complemento higiénico obligatorio durante las horas lectivas.

  4. Usar mascarillas reutilizables frente a las de un solo uso. No se debe abusar nunca del tiempo de uso de las mascarillas recomendado por el fabricante ya que, si no se cumple, se inutilizarían por completo. Esto, muchas veces, no se respeta y, en el caso de los menores que vuelven a los colegios, puede propiciar la aparición de focos de infección dentro de los centros. Por esto, la mejor opción es optar por mascarillas reutilizables frente a las de un solo uso o a las que requieren que los filtros se cambien cada cierto tiempo. Los modelos fabricados por lamasQ, lavables hasta 40 veces, protegen durante 8 horas tras cada lavado. Además, no se debe perder de vista el enorme impacto ambiental que están teniendo las mascarillas desechables. Una mascarilla reutilizable protege también al planeta que heredarán los niños de hoy.

  5. Marcar tanto las mascarillas como su envase. Aunque el uso de las mascarillas es obligatorio mientras los alumnos se encuentren dentro del colegio, existen momentos en los que estos deben prescindir de ellas, como ocurre en el comedor. Marcar la mascarilla en un lateral con un bolígrafo de tela indeleble, así como el propio envase es una buena opción para que se sepa, en todo momento, qué mascarilla pertenece a cada alumno. Por el contrario, no se debe bordar ni tampoco perforar, ya que, si se hace, quedaría totalmente inutilizada.

Con estos cinco factores clave, LamasQ, pretende ayudar a los padres en su misión de educar a sus hijos en el uso correcto de las mascarillas: a que aprendan a cuidar de ellos mismos, de sus compañeros y, también, del medioambiente. Sus mascarillas son ecológicas, reutilizables, están fabricadas siguiendo las normativas española, UNE0065:2020, y europea, CEE/93/42, y se confeccionan en nuestro país. Asimismo, el modelo lamasQ Natura, incluye un estuche de bolsillo que sea más fácil de llevar y evitar perderla o ensuciarla.



© 2020 Ríos & Toth

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon