FUNDADOR SUPREMO


El sabor de este brandy se remonta a 1874, cuando nació Fundador, el primer Brandy de Jerez elaborado en España. Desde aquel año, comenzaron a elaborar uno de los mejores brandies del mundo. Para elaborar brandy de primera calidad se necesitan los mejores vinos, unas botas de roble únicas en el mundo y siglos de experiencia cuidando el líquido para llevarlo a su máxima expresión.


Es precisamente el tiempo que pasan estos vinos (Oloroso, Amontillado y Pedro Ximénez) en contacto con la madera de las Sherry Casks lo que hace que hoy podamos hablar de Fundador Supremo, un brandy con unos matices únicos.


Cuando decimos Sherry Casks nos referimos a botas de roble cuya porosidad y capacidad de cesión de matices es la más adecuada para el brandy. Esta colección de Sherry Casks ha sido certificada por el Consejo Regulador de Denominación de Origen.


PUEDES DESCARGAR MÁS INFORMACIÓN Y FOTOS AQUÍ: