Cinco claves sobre el uso del gel hidroalcohólico para una vuelta a las clases segura


  • La vuelta a las clases supone un reto para alumnos, padres y profesores en la nueva rutina impuesta por la Covid-19. Además de usar mascarilla y cumplir con los protocolos de higiene y seguridad, los estudiantes deben usar gel hidroalcohólico en todo momento para disponer, así, de una correcta higiene frente al virus.

  • Cleands comparte las 5 claves para que niños y jóvenes hagan de las escuelas y universidades un lugar seguro. La higiene de las manos, además del uso de mascarillas, es fundamental para mantener los centros educativos libres de coronavirus.

  • Cleands, la primera pulsera de gel hidroalcohólico rellenable del mercado, y con sello español, cuenta con un innovador sistema de dispensación que permite la desinfección de una forma rápida y segura. Su uso es sencillo e intuitivo, permitiendo entre 20 y 25 dispensaciones diarias.

La vuelta a clases es el reto del mes para todos los estudiantes y, por consiguiente, para profesores y familias de los alumnos. Desde los hogares e instituciones se debe concienciar a los menores para que sepan afrontar la nueva realidad sin poner en riesgo su salud, así como la de sus compañeros y personal docente. El uso del gel hidroalcohólico, junto a la mascarilla, forma parte de la nueva rutina que todos los estudiantes deben poner en marcha para evitar la expansión del coronavirus en los colegios y universidades. La higiene de manos, recomendada desde todas las instituciones y gobiernos, está demostrado que constituye una poderosa barrera frente a virus, bacterias y enfermedades.


Los niños de todas las edades, sumados a los jóvenes de bachillerato, ciclos formativos y universidades, necesitan entender que al coronavirus solo se le detiene tomando conciencia del peligro que supone para la salud pública. Esto solo se consigue con comunicación, educación y concienciación. Ahora bien, las manos son el vehículo perfecto para que virus, bacterias y enfermedades viajen de un lugar a otro e infecten a las personas. Aunque los gérmenes siempre han estado con nosotros, la ciencia nos ha ayudado a prevenirlos para evitar que haya brotes de enfermedades en espacios de mucho tránsito, como es el caso de los centros educativos. Cleands, la primera pulsera de diseño, dispensadora y rellenable de gel hidroalcohólico, capaz de suministrar en una sola carga las dosis necesarias para cubrir los 20-25 lavados recomendados al día, pone la solución en las manos de todos y comparte 5 claves para una vuelta a clases libre de virus y bacterias:


1. Se debe evitar al máximo el contacto con superficies funcionales. Para los niños, principalmente en sus primeros años de colegio, es muy difícil no usar las manos para descubrir el mundo y acompañar casi cualquier acción cotidiana, mientras que los adolescentes y jóvenes suelen ser más conscientes del riesgo que conllevan estos gestos. Las barandillas, asientos y mesas son algunas de las superficies que, dependiendo del material del que estén hechas, pueden mantener vivo al coronavirus hasta 72h. Se recomienda no tocarlas con las manos para evitar convertirse en portadores silenciosos de la Covid-19, en caso de ser así, se deben desinfectar inmediatamente. Cleands, la pulsera de gel hidroalcohólico recargable con hasta 25 dosis, hace posible que los estudiantes de cualquier edad estén siempre protegidos.

2. Se debe evitar intercambiar objetos con compañeros durante las horas lectivas. En la etapa del bachillerato y la universidad lo más habitual es intercambiar apuntes o bolígrafos con los compañeros, un comportamiento que ahora debe evitarse. Para los más pequeños, entre 6 y 12 años, el reto es aun mayor: están habituados a tocarlo todo y, además, compartir todo tipo de materiales con sus amigos de clase. En este caso es tarea de padres y profesores educarles sobre las consecuencias perjudiciales de estos comportamientos y la importancia de aplicar el gel hidroalcohólico en determinadas circunstancias. Para todas las edades la pulsera Cleands es la opción perfecta ya que su uso es intuitivo: solo se necesita presionar el dispositivo para obtener la dosis necesaria de hidrogel. Los estudiantes podrán desinfectar sus manos tras el contacto con cualquier objeto que antes haya sido manipulado por un compañero.

3. La interacción física debe disminuirse al máximo. Especialmente en los niños, el contacto con los compañeros constituye uno de los incentivos de asistir a clases y los momentos de juego son fundamentales en su desarrollo social. Teniendo en cuenta el alto índice de contagio que tiene la Covid-19, estos comportamientos deben evitarse hasta que pase el peligro de esta enfermedad. En caso de contacto con un compañero, es necesario tener a mano una dosis de gel desinfectante para evitar el riesgo de ser portadores del coronavirus.

4. Evitar tocarse la cara sin antes haberse desinfectado las manos. Existen estudios que confirman que una persona de media se toca la cara unas 2,5 veces por minuto, en los menores aún más, lo que constituye una gran exposición a infectarse por virus y bacterias. Es un acto reflejo e inconsciente por lo que seguramente sea lo más difícil en este periodo de reeducación de la población en general. La manipulación de la mascarilla también debe hacerse teniendo en cuenta que es un complemento en contacto directo con la cara y, por tanto, exige una higiene de manos óptima antes de ponerla y quitarla. Teniendo a mano Cleands, y contando con una adecuada concienciación, las manos solo irán a la cara si se han desinfectado antes.


5. Las manos deben estar limpias antes de ingerir cualquier alimento. Esto es una costumbre que cualquier persona tiene interiorizada puesto que se enseña desde los primeros años de vida, pero, aún así, no se pone en marcha de manera exhaustiva. Se debe tener en cuenta que los comedores y cafeterías de los centros educativos son lugares de mucha afluencia y donde cualquier descuido en la higiene puede hacer que se ingieran microorganismos indeseados. Por eso, antes de llevarse a la boca cualquier alimento los estudiantes deben lavarse o desinfectar sus manos. Teniendo Cleands en la muñeca los niños y jóvenes podrán desinfectarse las manos antes de entrar en contacto con los alimentos. Se evita de esta manera que agentes infecciosos entren al cuerpo a través de la boca.


© 2020 Ríos & Toth

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon